Cervezas Pergara: salva al mundo bebiendo cerveza

Cervezas Pergara: salva al mundo bebiendo cerveza

Creo que en Loogic no hemos hablado nunca de economía circular, y aunque sea un tema que se escapa un poco de lo habitual de las startups tecnológicas, creo que vale la pena conocer una iniciativa como Cervezas Pergara. Su fundador Javier Baquero nos cuenta explica a continuación su proyecto.

El mercado de la cerveza, que es inmenso, está dominado por muy pocos agentes que además están concentrándose aún más, pero también hay países donde históricamente, y por motivos de cultura, las pequeñas cerveceras tienen un hueco importante, con un modelo competitivo basado en la calidad del producto (frene a la pésima calidad de las industriales)

Este concepto de microcervecería de hecho ha saltado a países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, y España no ha sido impermeable a dicha tendencia. Actualmente hay muchas cervezas artesanas, aunque realmente tendríamos que llamarlas microcervecerías, porque tienen poco de carácter artesano, tan solo un tamaño muy pequeño respecto a los grandes grupos.

Pero nosotros queremos buscar un hueco en el mercado de otra manera, creando un modelo de negocio donde realmente podemos ser cerveceros artesanos en un mundo moderno, haciendo una empresa cuyo aporte social sea precisamente su principal arma competitiva. Hace un año, asistí a una conferencia de Anton Colella que fue el empujón que necesitábamos para creer realmente en un modelo empresarial de éxito pero basado en gran medida en el aporte positivo que hacemos sobre nuestro entorno.

Las operaciones de negocio las basamos en un concepto de upciclyng, pues cogemos un residuo y no lo reciclamos, sino que le damos un valor mucho mayor. Y con los residuos que generamos, hacemos lo mismo. Al final, creamos un ciclo en el que a mayor consumo, mayor beneficio medioambiental y social para nuestro entorno, y no al contrario como sucede hoy en día con los procesos de fabricación.

Cogemos biomasa forestal de desecho, que se genera en las explotaciones ganaderas de la zona, y la reutilizamos para conseguir la energía con la que transformamos el agua del propio manantial en un producto de consumo masivo, como es el agua. Los desechos de nuestro proceso pasan por el mismo prisma; el agua la utilizamos para regar unos huertos que tenemos justo al lado de la fábrica, y el residuo sólido, el bagazo, es un elemento genial para los rumiantes, con lo que se lo cedemos a la cooperativa ganadera. Pero no nos quedamos ahí. Todavía hacemos un tercer giro, ya que lo que se sirve en nuestro punto de hostelería, proviene de esos huertos y de esa cooperativa.

Al final, vamos dandole más valor a los residuos, consumiendo menos recursos y previniendo que se eliminen sin aportar nada. Este realmente es nuestro proyecto, para lo que necesitábamos primero una marca y un producto sólidos, y ahora, el paso de poner en marcha la fábrica con todo el proceso de upciclyng.

Si nosotros vendemos más cerveza, cogeremos más residuos forestales, y tendremos más residuos con los que nuestros colaboradores podrán fabricar mejores productos, que a su vez nos venderán a nosotros para aumentar el valor de nuestro servicio. No es solo que generemos más puestos de trabajo y más riqueza, es que directamente estos colaboradores se benefician de nuestro éxito en las operaciones.

Queremos demostrar que esta economía circular es posible, y no solo en ámbitos y en grupos muy localizados, sino que se puede levantar una empresa sobre estos pilares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *