Cómo hacer networking con gente ocupada

Artículo realizado por Xavi Burguillos, autor del blog Retos Directivos.

Establecer una gran red de contactos de valor nunca ha sido tan fácil como ahora. Atrás quedaron los años en los que para conocer a altos cargos de grandes empresas había que lidiar con secretarias impenetrables, gastar un montón de tiempo en las recepciones de esas compañías o pagar un alto precio por posicionarse en los círculos de interés.

Networking, ¿más fácil hoy que antes?

Hoy en día, con las redes sociales y especialmente Linkedin y Twitter, la posibilidad de contactar de primera mano con cualquier director general de cualquier empresa está al alcance de todos. Solo hay que buscar su nombre en Google y con mucha probabilidad aparecerá su ficha de perfil en ambas redes.
Sin embargo, esta aparente facilidad para contactar ha producido el efecto adverso; estas personas, generalmente con cargos de gran responsabilidad y muy ocupadas, se han vuelto menos proclives a iniciar vínculos a través de estas redes con personas que no han conocido previamente en la vida real. Ahora bien, éstos son los profesionales con los que te interesa hacer networking. Entonces, ¿cómo conseguir que te hagan caso?

Trucos para que tu estrategia de networking funcione

Por desgracia, en las relaciones humanas no hay recetas mágicas, pero sí un puñado de trucos que te ayudarán a acercarte a ese directivo que se te resiste:

Deja rastro: en primer lugar, tienes que conseguir que tu objetivo “note tu presencia”. ¿Qué significa esto? Que tienes que estar en todos los lugares donde él está. Síguelo en las redes, suscríbete a su blog, conoce sus círculos sociales. Así poco a poco adquirirá la percepción de que formas parte de ellos, casi sin darse cuenta serás un nombre que aparece por ahí de vez en cuando. Todo de forma sutil, cuidado con no convertirlo en una persecución.

Planta tu semilla: hazte relevante para él. Agradece su trabajo a través de estas redes, menciona cuando haya sido referente en algún proyecto en el que has participado o cuando sus ideas te hayan inspirado. Si puedes, ayúdale a ampliar sus perspectivas. Por ejemplo, si publica que está trabajando en un proyecto concreto, sugiérele referencias a otros similares que podría no conocer. De esta forma, sentirá que aportas valor y te estará agradecido. Ofrece tu ayuda, te servirá como puerta de entrada para crear un vínculo y generar confianza.

Utiliza tus referencias: ¿tenéis personas en común en vuestras respectivas redes de contactos? Recuérdaselo cuando le escribas. Por ejemplo, si otra persona que él conoce te ha recomendado su trabajo, si lees habitualmente un blog con el que se relacione…

Diversifica los canales: intenta utilizar distintas vías de contacto. Puedes enviarle mensajes por Linkedin, menciones en Twitter, emails y llamadas de teléfono. Combina todos estos canales para que tu comunicación sea lo más eficaz posible.

Juega con los tiempos: hay momentos buenos para contactar y momentos no tan buenos. Si manejas los tiempos, éstos jugarán a tu favor. Si llamas a primera hora de la mañana o justo después de comer, incrementarás la probabilidad de que tu objetivo te responda, pues son las horas que los directivos normalmente realizan y reciben llamadas importantes. Utiliza tu tiempo de forma inteligente pues no tendrás más de dos minutos, ya que son momentos de alta actividad. Aprovéchalos para concertar una cita u otra llamada en un momento en que tu contacto pueda atenderte con más calma. Si llamas antes de comer o a última hora de la tarde serás atendido con prisas, ya que la otra persona está deseando marcharse o está ya fuera del trabajo disfrutando de su tiempo de ocio y tu llamada se percibirá como una interrupción inoportuna.

Insiste: la persistencia es el secreto de los ganadores. Cuando llames y no te descuelgue el teléfono, insiste para resaltar la urgencia de tu llamada. Si sigues sin conseguirlo, vuelve a probar a otra hora. Conseguir contactar con un alto directivo de una gran empresa no es fácil, pero para ti es una llamada de alto valor, no la dejes escapar por falta de disciplina.

Si quieres saber más sobre cómo conectar con gente ocupada, ahora puedes descargar el ebook completo sin coste alguno aquí: Las 5 habilidades personales clave para llegar a ser director general