El síndrome del Venture Builder

El síndrome del Venture Builder

En primer lugar comentar que la frase “El síndrome de Venture Builder” no es mía, me la dijo por primera vez Marc Borrell de 101 Startups. Como ya sabéis yo soy socio fundador de Nuclio Venture Builder, una entretenida aventura emprendedora que de momento estamos empezando con gran éxito.

Para poder hablar de este tema tenemos que empezar explicando ¿Qué es un Venture Builder?

En este caso podemos decir que un Venture Builder (VB) es un derivado de una Incubadora, que crea empresas desde dentro de la propia empresa “madre”. El objetivo es crear empresas, construir equipo, ayudar a su financiación y conseguir la independencia progresivamente. El modelo de incubación lleva muchos años en el mundo de los negocios digitales, en España la referencia principal es Grupo Intercom, y también otras como Grupo ITnet o Inspirit. Los VB son un tipo incubadora que están cambiando el panorama emprendedor, ya que cada vez más muchas de las buenas startups creadas en los diferentes mercados lo son a través de VBs.

Como referencias de VB podemos encontrar en Europa a Rocket Internet y en España a Antai, 101 Startups o Sonar Ventures. También podemos citar a Demium Startups que está a mitad de camino entre una aceleradora y una incubadora, a veces ellos mismos se autodenominan “lanzadera de startups”, aunque hay que diferenciar entre aceleradora e incubadora.

Algunas características de la mayoría de VBs son:

  • El promotor y principal accionista de casa proyecto es el propio VB.
  • El equipo del VB es el que analiza el mercado, selecciona y filtra los proyectos que quiere convertir en startups.
  • Las ideas de los startups vienen del VB, no del equipo emprendedor que lo gestiona.
  • El VB selecciona el equipo de emprendedores con el que quiere crear el negocio.
  • Los emprendedores tienen un % que oscila en la mayoría de casos entre el 20%-45%.
  • El VB dispone de unos servicios centrales con los que apoya a las startups.
  • La financiación inicial la pone el VB asumiendo el riesgo económico desde el primer momento.
  • El VB dispone de unas oficinas donde están las diferentes startups, hasta que se hacen mayores y ya no caben.

Luego ya pueden aparecer características particulares de algunos VB, como por ejemplo:

  • Selección de equipo a través de un evento de weekend (Demium o Nuclio).
  • Filtrado de proyectos a través de un Advisory Board (Nuclio).
  • Economía de escala compartiendo software o tecnologías (no es fácil).
  • Excepcionalmente, se pueden aceptar proyectos de fuera de la incubadora (Citibox en Demium o ScanLotería en Nuclio), en esos casos el equipo tiene más equity que el VB.
  • Los emprendedores invierten obligatoriamente dinero para obtener las acciones (Antai).
  • El MVP puede hacerse desde el VB (Antai) o lo crea el equipo emprendedor (Nuclio).

Ahora vamos a hablar del Síndrome del Venture Builder, una situación que le está pasando a la mayoría de VBs e incubadoras. Básicamente se produce cuando el CEO o líder de la startup (recordemos que contratado por los directivos del VB) se olvida progresivamente del origen de la startup. Podemos definir lo que ocurre en:

  • El emprendedor se hace el proyecto como suyo, lo cual es bueno, pero se olvidan que el VB es el fundador inicial de la startup.
  • Dejan de percibir el valor aportado por el VB y el riesgo inicial asumido.
  • Hay algunos que incluso “se creen su propia mentira” y cuentan que ellos han tenido la idea y han ido al VB para ejecutarla.
  • Generan una cultura de “gueto” siendo poco colaborativos en negocio y tecnología con otras startups del mismo VB.
  • Deselaltad hacia sus socios iniciales (VB e inversores -BA’s- iniciales), aliándose con los inversores VC’s en rondas Growth.

La solución es complicada, algunas de las opciones son:

  • Vesting vinculado a hitos.
  • Entrega parcial y progresiva de acciones.
  • Pactos de socios dejando claras las situaciones, conflictos y regulando bien las salidas.
  • Analizar más a los candidatos a CEO de las startups, investigándoles previamente, hablando con ex-compañeros y ex-socios (eso nos ayudaría a evitar muchos disgustos, os la aseguro).

Al final muchos de los problemas son ocasionados por problemas de ego o autoestima.

Para no herir sensibilidades no quiero dar nombres, pero todos conocemos varios ejemplos de las principales VBs e incubadoras de España. Creo que no se libra nadie, todos hemos tenido conflictos en el pasado con algún CEO o ex-CEO que ha sufrido el Síndrome del Venture Builder. Por suerte, tanto Gerard, como Miguel, Marc o yo mismo hemos ido aprendiendo de la situación y hemos sido mucho más selectivos en nuestros equipos actuales.

Disclaimer: No va por ninguno de mis CEO’s actuales de Nuclio Venture Builder 😀

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *