Entrevistamos a Alba Haya, fundadora de Now & Always

Entrevistamos a Alba Haya, fundadora de Now & Always

Alba Haya, CEO de “Now & Always”: “lo más complicado a la hora de emprender son las trabas psicológicas de la cultura española”

En el año 2010, cuando España vivía su segundo año de crisis económica, nacía un pequeño y ambicioso proyecto empresarial, la productora audiovisual “Now & Always”. Durante sus años de andadura, la empresa se ha dedicado al desarrollo de eventos y de diferentes proyectos audiovisuales para PYMES y grandes empresas, entre ellas Movistar, la Fundación Incyde o Google.

La aventura de comenzar una start-up

Hablamos con una de las socias fundadoras, Alba Haya, para conocer las dificultades que existen a la hora de emprender proyectos de media y gran envergadura en un contexto tan complejo como el actual.

¿Qué fue lo más complicado a la hora de poner en marcha una start-up en España?
En España la palabra “emprender” no existe en el vocabulario. Te educan con la mentalidad de ser funcionario. La idea de montar una empresa parece que es cosa de ricos y no hay ningún tipo de formación o motivación al respecto. De hecho, cuando dices a tu familia que vas a crear una empresa, se llevan las manos a la cabeza. Piensan que estás loca y lo que esperan es que al poco tiempo renuncies y busques un trabajo “como todo el mundo”. Lo más complicado son las trabas psicológicas de la cultura española.

¿Y lo más positivo?

Es tener el control total para desarrollar proyectos nuevos; ver día a día cómo tus ideas se van formando y convirtiendo en realidad gracias a un equipo de trabajo. Descubrir que otras personas confían en ti y en tu propuesta, ver esa ilusión conjunta por un mismo objetivo, me hace feliz. Es mucho trabajo y una lucha constante, pero, cuando consigues lo que te propones, es una satisfacción enorme.

¿Cómo resumirías tu trayectoria profesional hasta la fecha?

En estos cinco años he sacado mi empresa adelante en un entorno de dificultades económicas, potenciando la necesidad de reinventar nuevos modelos de negocio y nuevas formas de actuar. Me gusta usar estrategias creativas para conseguir los objetivos que persigo. Por poner un ejemplo, en la Jornada Mundial de la Juventud de 2011, conseguimos grabar en el circuito privado donde pasaba el Papa Benedicto XVI, algo que estaba totalmente restringido a todos los medios; o en el evento de MadridGolf, donde entrevistamos al cantante Alice Cooper en exclusiva. Me entrego en cada proyecto y me implico en todas las facetas de la producción: en este tiempo he sido creativa, redactora, directora… He hecho de todo, por lo que tengo una visión global y a la vez muy específica a la hora de acometer un trabajo.

¿A qué objetivos das prioridad cuando te adentras en un nuevo proyecto?

Planifico y organizo previamente con sumo cuidado, anticipándome a cualquier obstáculo que pueda surgir, no dejo nada al azar. Optimizo haciendo uso únicamente de los medios materiales necesarios, lo que permite minimizar los costes de producción y así obtener un mayor beneficio. Creo en un equipo multidisciplinar, ya que hace que el trabajo sea más rápido y fluido. Y me encargo de que haya un ambiente laboral favorable, en el que trato de potenciar lo mejor de cada persona. Cuando hay armonía y energía positiva, la productividad se eleva exponencialmente.

¿Qué consideras que te diferencia del resto?

Adoro mi trabajo, lo vivo con pasión. No lo siento como una obligación, sino que es parte de mi forma de ser. Mi mente está constantemente inventando soluciones y nuevas tácticas para mejorar los proyectos en los que participo. Me encanta observar el mundo desde otra “perspectiva” y así descubrir procedimientos originales, nuevos conceptos que puedan sorprender.

¿Cuál es tu visión sobre el mundo audiovisual actual?

En mi opinión falta dedicación, energía para crear, para experimentar… lo que reduce la originalidad. Algunas compañías se dedican solo a vender un producto o formato que ya ha funcionado anteriormente, sin investigar o innovar en otras cosas. Personalmente lo considero intelectualmente aburrido. Hay que motivar la producción de nuevas ideas y romper con lo establecido. Un buen ejemplo de ello es la película “Boyhood”, en la que su director, Richard Linklater, muestra una nueva forma de rodar, algo que gustará más o menos, pero no hay que negar su aportación al mundo del cine.

¿Por qué crees que se acaba siendo emprendedor: por vocación o por necesidad?

Desde luego, por vocación. Puedes empezar por necesidad, pero si no tienes ese motor llamado “pasión” en lo que haces, aquello que comiences no durará mucho tiempo. Me considero una “artista”, me encanta crear cosas visuales. De pequeña me gustaba pintar cuadros impresionistas, jugar con los colores al óleo y aprender con los resultados para seguir pintando. Ahora me encanta producir vídeos, jugar con las perspectivas, los encuadres, los escenarios… y contar historias que emocionen a la gente. Para mí, producir vídeos es la versión 2.0 de pintar, es plasmar una idea o historia que tienes en la cabeza, eligiendo los personajes, localizaciones, estética… etc., es un proceso muy divertido.

Entrevista realizada por Paula Morera.