¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil para autonómos?

Las personas que se plantean vivir por su cuenta, es decir, ser autónomos hay muchas cosas que han de tener en cuenta antes de dar al gran salto definitivo. El contar con una buena idea a desarrollar es fundamental pero no es lo único a tener en cuenta, ni mucho menos. Por ejemplo, hay quien se preguntará si el seguro de responsabilidad civil para autónomos es obligatorio, si hace falta estar registrado, cuánto se debe pagar cada mes o cómo emitir facturas. Desde aquí hemos querido recopilar los pasos básicos que ha de dar aquella persona que quiere ser autónoma para no tener ningún problema y poder ejercer su labor.

  1. Seguro de responsabilidad civil. Como ocurre con todos los seguros (sean obligatorios o no) están ahí para cuando más se les necesita por lo que no está de más hacerse con uno de ellos. En este caso, no está obligado por ley, pero si se piensa un instante se podrán ver sus ventajas. Para empezar, se trata de un seguro muy económico, con lo que cualquiera puede acceder a él. Y, para continuar, en el momento en el que se trabaja como autónomo hay muchas situaciones que se pueden dar y por las que conviene tener un seguro que se haga responsable en el momento en el que se perjudique, de manera accidental, a terceros. Algo que puede ocurrir, en mayor o menor medida, en función de la profesión que se vaya a llevar a cabo.
  2. Darse de alta como autónomo ante la Seguridad Social. Este paso es más que obligatorio y es el que hace que, de manera mensual, todos los autónomos tengan que pagar la cuota correspondiente. Actualmente hay ayudas para los que se vayan a dar de alta por vez primera con una reducción de la misma durante el primer año. También es obligatorio registrarse en el Censo de Empresarios y Retenedores de Hacienda.
  3. Recopilar todas las facturas. Hablamos tanto de aquellas que suponen un gasto para la empresa como las que reportan un beneficio. Esto resultará imprescindible para el balance del negocio pero también para poder presentar la Renta. Es muy importante que en las facturas emitidas figuren los correspondientes impuestos.
  4. Presentación trimestral de impuestos. Es una manera de decir a Hacienda el estado de tu negocio como autónomo y es obligatorio. Al principio, puede resultar muy engorroso y, de no saberse llevar, lo más aconsejable es recurrir a un asesor. Después, se verá que, por norma general, siempre son los mismos papeles los que hay que rellenar y los puede hacer uno solo, para ahorrar por esa parte.
  5. Relación con los clientes y los proveedores. Además de lo ya comentado, hay otro punto que conviene tener muy en cuenta. Para poder mantenerse como autónomo en el tiempo que, en realidad, será lo más complicado en los inicios, resulta fundamental cuidar mucho de aquellos que han depositado su confianza en uno. Igualmente, quienes prestan sus servicios y de quienes se depende pueden ser un punto fundamental para que el negocio prospere.

Lo demás será cuestión de paciencia, de creer en el proyecto y de saber, de antemano, que habrá épocas peores que otras y que sólo resistiendo es como se puede lograr el sueño de vivir por cuenta propia y haciendo lo que uno quiere.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil para autonómos?

Las personas que se plantean vivir por su cuenta, es decir, ser autónomos hay muchas cosas que han de tener en cuenta antes de dar al gran salto definitivo. El contar con una buena idea a desarrollar es fundamental pero no es lo único a tener en cuenta, ni mucho menos. Por ejemplo, hay quien se preguntará si el seguro de responsabilidad civil para autónomos es obligatorio, si hace falta estar registrado, cuánto se debe pagar cada mes o cómo emitir facturas. Desde aquí hemos querido recopilar los pasos básicos que ha de dar aquella persona que quiere ser autónoma para no tener ningún problema y poder ejercer su labor.

  1. Seguro de responsabilidad civil. Como ocurre con todos los seguros (sean obligatorios o no) están ahí para cuando más se les necesita por lo que no está de más hacerse con uno de ellos. En este caso, no está obligado por ley, pero si se piensa un instante se podrán ver sus ventajas. Para empezar, se trata de un seguro muy económico, con lo que cualquiera puede acceder a él. Y, para continuar, en el momento en el que se trabaja como autónomo hay muchas situaciones que se pueden dar y por las que conviene tener un seguro que se haga responsable en el momento en el que se perjudique, de manera accidental, a terceros. Algo que puede ocurrir, en mayor o menor medida, en función de la profesión que se vaya a llevar a cabo.
  2. Darse de alta como autónomo ante la Seguridad Social. Este paso es más que obligatorio y es el que hace que, de manera mensual, todos los autónomos tengan que pagar la cuota correspondiente. Actualmente hay ayudas para los que se vayan a dar de alta por vez primera con una reducción de la misma durante el primer año. También es obligatorio registrarse en el Censo de Empresarios y Retenedores de Hacienda.
  3. Recopilar todas las facturas. Hablamos tanto de aquellas que suponen un gasto para la empresa como las que reportan un beneficio. Esto resultará imprescindible para el balance del negocio pero también para poder presentar la Renta. Es muy importante que en las facturas emitidas figuren los correspondientes impuestos.
  4. Presentación trimestral de impuestos. Es una manera de decir a Hacienda el estado de tu negocio como autónomo y es obligatorio. Al principio, puede resultar muy engorroso y, de no saberse llevar, lo más aconsejable es recurrir a un asesor. Después, se verá que, por norma general, siempre son los mismos papeles los que hay que rellenar y los puede hacer uno solo, para ahorrar por esa parte.
  5. Relación con los clientes y los proveedores. Además de lo ya comentado, hay otro punto que conviene tener muy en cuenta. Para poder mantenerse como autónomo en el tiempo que, en realidad, será lo más complicado en los inicios, resulta fundamental cuidar mucho de aquellos que han depositado su confianza en uno. Igualmente, quienes prestan sus servicios y de quienes se depende pueden ser un punto fundamental para que el negocio prospere.

Lo demás será cuestión de paciencia, de creer en el proyecto y de saber, de antemano, que habrá épocas peores que otras y que sólo resistiendo es como se puede lograr el sueño de vivir por cuenta propia y haciendo lo que uno quiere.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *