La retribución variable como sistema para retener talento en una startup

Artículo realizado por Josep Navajo. Abogado y emprendedor. Cofundador de Delvy Law & Finance.

La pregunta del millón. Bajo la premisa de que nuestra startup necesita a los mejores profesionales del sector para poder crecer y convertirse en un referente, siempre nos planteamos cómo podemos conseguir que estas personas vengan a trabajar a nuestra empresa y que no se vayan a la primera de cambio.
La opción más sencilla sería ofreciendo unas condiciones económicas iniciales muy superiores al resto de empresas del sector. No obstante, en una startup, sobretodo en su etapa inicial, no suelen abundar los recursos económicos.

Por ese motivo, hemos de pensar en otras fórmulas de retribución variable que cumplan con los siguientes objetivos:

(i) Captar a los mejores profesionales.
(ii) Conseguir retener en la empresa a los profesionales.
(iii) Mantener motivados e ilusionados con el proyecto a los profesionales.
(iv) Reducir los costes iniciales de los profesionales.

Las fórmulas para retener talento que están siendo más utilizadas en la práctica del ecosistema emprendedor son las siguientes:

Stock Options

Consistiría en la entrega de opciones de compra sobre acciones o participaciones de la startup a un precio determinado si se cumplen determinados objetivos/hitos en el tiempo. El incentivo del profesional viene determinado por la evolución de la startup. Si esta evoluciona favorablemente, el profesional podrá ejecutar sus opciones de compra a un valor muy inferior al precio de mercado.

Estas opciones de compra están vinculadas a la permanencia del profesional en la startup y a la consecución de determinados hitos. Si el profesional abandonara el proyecto perdería estos derechos y la sociedad no tendría que entregar las opciones.

El principal problema de este sistema radica en la fiscalidad de la ejecución de las stock options (por la valoración económica de las participaciones) y en la conversión final de estos profesionales en socios de la startup, adquiriendo los mismos derechos y obligaciones que el resto de socios.

Phantom Shares

A diferencia de la figura de las stock options, las phantom shares no otorgan la posibilidad de adquirir participaciones sociales/acciones de la startup y convertirse en socio. Únicamente ofrecen un derecho económico vinculado al valor de las participaciones sociales/acciones de la startup. Es decir, se le ofrece al profesional, vinculado a una permanencia y la consecución de unos hitos, la posibilidad de obtener la diferencia entre el valor de las participaciones/acciones en el momento en que fueron otorgadas las phantom shares y el valor en el momento de la ejecución de las mismas.

Normalmente la ejecución de la opción suele vincularse a algún evento por el cual se genere liquidez en la startup (entrada de inversores, venta parcial o total de la startup etc.). En caso contrario, la startup no podría hacer frente al pago de las phantom shares. Mediante esta fórmula evitamos la entrada de los profesionales en la startup como socios y seguimos manteniendo los objetivos de los sistemas de retribución variable (captar, retener y motivar).

Bonus/Participación en beneficios

Este sistema de retribución variable es mucho más tradicional y es utilizado de forma generalizada en multitud de empresas. Mediante el mismo ofreceremos al profesional un bonus/incentivo vinculado a la consecución de unos hitos personales o bien objetivos del departamento o de la propia sociedad.
La finalidad de la motivación dependerá en gran parte de los objetivos fijados para el profesional, debiendo adaptarse estos a las necesidades y características específicas del profesional que se quiere retener y motivar.